sábado, 7 de noviembre de 2009

Los lagos de Montaña del Pirineo









Los lagos de montaña reciben muchos nombres, según en la región en la que nos encontremos (estany, en el pirineo Catalán y en la parte más oriental del Aragonés, ibón en el Altoaragonés....) Cuando estos son de pequeño tamaño o estan en proceso de colmatado reciben, con un tono cariñoso la denomenación de "ibonet", o cuando es poco el cubicaje de su contenido recibe el de Basa (ej: basa de Salterillo, Basa de la Mora, ....)

Los lagos de montaña comienzan a aparecer a unos 1800 m. y llegan casi a los 3000 como es el caso del ibón de las Maladetas, en el Valle de Benasque.
Estos lagos tienen su origen en la sobreexcavación glaciar en las partes altas de los sistemas montañosos dando lugar a cubetas arañadas en la roca. Con el calentamiento progresivo del clima desde la era Galciar, estas grandisimas masas de hielo se fueron fundiendo, retrocediendo sus lenguas heladas y refugiandose en las cotas mas altas, dando lugar a los actuales glaciares, los cuales se encuentran en una verdadera situación límite, al borde de su extinción a muy corto plazo. Estas cubetas, que han quedado más abajo del refugio del hielo, sufrieron la transformación del hielo en agua, dando lugar a lo que hoy conocemos como ibones,...

Algunos de ellos, a su vez han sido destinatarios del deposito de materia de las zonas superiores mediante el arrastre en las tormentas o por el aporte del viento, o incluso por las aludes que arrastran todo lo que encuentran a su paso, reduciendo su capacidad progresivamente, dando lugar a las basas (Balsas). Cuando el proceso de colmatado llega a su fin, el lago desaparece, dejando visivle solamente un riachuelo que forma numerosos meandros sobre una superficie casi plana. Estas zonas reciben el nombre en numerosas zonas del pirineo como de "Aguas tuertas", "Aigües tortes" (aguas torcidas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada