jueves, 17 de junio de 2010

IBON DE BARRANCS






APROXIMACION:



Para visitar este ibón, deberemos acercarnos al Valle de Benasque y adentrarnos en el Parque Posets-Madaleta hasta arrivar al Parking de la Besurta. Se puede acceder con cualquier clase de vehículo. No obstante sólo podremos alcanzar este punto con nuestro vehículo en los meses de temporada baja, ya que el resto del año bajan las barreras para desmasificar las visitas a el parque, por lo que debemos gastarnos unos "eurillos" para tomar un servicio de bus que nos adentrará en el parque.


ITINERARIO:
Para alcanzar el Ibón de Barrancs, deberemos comenzar nuestra andadura en La Besurta, siguiendo las marcas verdes claroscuras del parque. El primer tramo del recorrido discurre por el architransitado sendero que conduce al famoso Forau de Aigualluts y Refugio de la Renclusa.

Nuestro caminar discurrirá por sendero muy bien marcado, escoltados por pino negro, abetales y frondosas praderas verdes. A los 15 minutos, llegaremos a una bifurcación de caminos : Izquierda, forau de Aigüallut; derecha refugio de la Renclusa. Elegimos el sendero que se desvia a la izquierda.A los 30 minutos del comiezo del paseo, llegamos a el forau de Aiguallüt, con su cascada y la Tuca de Aigüallut, de fondo.

Superamos la cascada y accedemos al Plan de Aigüallut, lugar donde se unen dos barrancos, el de La Escaleta y el rio de Barrancs. A nuestra derecha, el Aneto.Esta vez, excogemos el valle de Barranc, a nuestra derecha.

Cruzamos el Plan de Aigualluts y nos adentramos en el Valle de Barrancs. Nuestra senda discurre pegada a la derecha del Rio. El primer tramo dentro de este valle, discurre entre pedreras y breves tramos de pradera, siempre embueltos en el constante rugido del agua discurriendo entre los inumerables pequeños saltos.


Llegamos ahora a un breve llano donde el rio queda oculto (no así su sonido) debajo de una gigantesca pedrera, de enormes bloques de piedra, que van a aminorar considerablemente el ritmo de nuestra marcha obligándonos a guiarnos por los hitos de piedra que a veces se camuflan entre tanta piedra.


Saltando de piedra en piedra llegaremos al pie de un sobrío collado de idénticas características.


Nosotros elegimos un fin de semana en el que en los dos dias anteriores habia caido la primera pequeña nevada del invierno, lo que aún dificutó más el coronar este collado, puesto que las enormes piedras estaban cubiertas por un dedo de nieve helada que hacia bastante peligroso su ascenso. No llevabamos crampones (aunque no creo que hubieran servido de nada) con lo que tuvimos que recurrir a usar las manos para evitar patinar sobre las gigantescas piedras de granito que conforman este collado.




Tras superar el collado avistamos el ibón, con todo su entorno blanco. El exfuerzo valió la pena, pues la vista es preciosa. Menos precioso fue el regreso, pues tubimos que destrepar todas aquellas piedras traicioneras del collado...


OTROS DATOS DE INTERES:


Zonas: Maladeta — Aneto,
Duración sin descansos: 01:49
Meteorología: Mixto
Dificultad: Bastante facil
Días: 1
Num. Personas: 2
Desnivel de subida: 486 metros
Desnivel de bajada: 486 metros
Distancia: 4910 metros
Agua: Podremos abastecernos de agua desde el Plan de Aiguallut hasta la llegada al Ibón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada