martes, 18 de mayo de 2010

IBON DE ESCARPINOSA




APROXIMACIÓN:
La excursión al Ibon de la Escarpinosa, discurre por el precioso e incomparable valle de Estós. Llegaremos a este valle mediante la carretera Benasque-Luchón. En dicha carretera, justo despues de pasar el puente de San Chaime, confluye con la carretera, a mano izquierda, el camino que se internará en el valle y que además forma parte del la ruta traspirenaica GR-11, que enlaza con el valle de Ballibierna. Después de unos cientos de metros llegaremos al final del camino transitable para vehiculos no autorizados. Allí dejaremos nuestro vehículo (donde podamos) en los márgenes del camino...
ITINERARIO:
Comienza nuestra andadura junto al transformador del embalse de Estós (1300 m).
Comenzaremos a ascender por un ancho camino en el margen izquierdo del rio Estós, donde encontraremos un cartel informativo del sendero de la Ball de Estós.
Pronto ascenderemos por un trozo de camino hormigonado que pasa junto al embalse de Estós (1360 m).
Voy progresando por esta pista siembre paralela al río Estós que vaja bien cargadito, el "mayenco" producido por el deshielo. Sus aguas, que bajan bravísimas, producen un sonido ensordecedor. Nos disponemos a cruzar el rio y lo haremos mediante la palanca de Aiguacari.
Ya en la margen derecha y ascendiendo con una pendiente muy suave y cómoda, pasaremos junto a la Cabaña de Santa Ana (1540 m), la cual dejaremos a nuestra izquierda.
Seguimos caminando y disfrutando del esplendido paisaje del valle de Estós, observando el enorme rebaño vacuno que han subido los ganaderos lugareños, además de pasar por la Fuente de Coronas de aguas gelidas.
Llego a un desvío que encontraré a mi izquierda, donde hay plantados dos carteles, uno, con lo que llevamos recorrido hasta el refugio de Estós, con las bifurcaciones hacia diferentes destinos, y otro con los tiempos a diferentes ibones, entre ellos el que voy a visitar en esta ocasión, el de escarpinosa (1579 m)
Ahora el camino se vuelve mas empinado y mas incomodo de andar pues la pendiente aumenta considerablemente y con piedra suelta, lo que me hará resoplar en mas de una ocasión. Ira zigzagueando entre pinos, abetos, quejigos, avellanos... El camino despues se convierte en senda, y nuestro sendero es casi horizontal.
El bosque es ahora muy denso y húmedo. La palanca de Batisielles, adquiriendo el nombre del torrente, cruza el mismo a unos 1745 m de altitud. La belleza del lugar es desbordante ....
De nuevo el camino empieza a ascender vertiginosamente entre pino negro, sendero que muchas veces baja con agua, que en esta época emana por doquier. Ya vemos relativamente cerca la cascada de Escarpinosa con un espectacular salto que en su parte inferior se parte en dos. Incluso podemos ya ver a nuestras espaldas las aún nevadas cimas de perdiguero u las agujas de Ixeia al frente. Contino ascendiendo y llegamos a un plano con pinos y abetos.
Nos encontramos, por fin, en el Ibonet de Batisielles (1860 m), a nuestra izquierda y al otro lado de la senda, la cabaña de Batisielles; pequeña y destartalada construcción en la que nos podremos refugiar pero sin ningún confort. desde aquí podremos ver las inmumerables agujas, coma las de Perramó, Ixeia, Chuise...
Nuestro itinerario continúa bordeando el ibonet por nuestra derecha, enfilando una senda clara, que irá ascendiendo suavemente hasta llegar a una planicie , de un verde intenso, acompañada de altos pinos negros, donde serpentea la aigüeta de batisielles. Es sin duda, uno de esos lugares que tardas en olvidar...
a partir de esta estampa el camino vuelve a retomar una pendiente mas severa, siempre más o menos cerca del torrente, subiendo en ocasiones junto a pequeños saltos, que van a darle un encanto especial al itinerario.
Llego a una zona donde hay bastante pino seco o muerto, con fondo espectacular, la Aguja de Perramó, cada vez más proxima e imponente.
El camino, ahora cruza por una pequeña palanca, donde, despues de esta vamos a darle el impulso final a la excursión tras salvar dos pequeños repechones más.
Ambos junto a pequeños saltos. el último, concretamente, junto alque hace de desagüe del ibon de Escarpinosa (2042 m)... Justo antes de divisar el ibón y saliendo del último repecho, amanece ante nuestros ojos la imponente cascada de Escarpinosa (o de Perramó) estrellando sus aguas unas decenas de metros antes del ibón y su desaguadero lo que confiere al lugar un aspecto mágico e idílico.
Para muchos, uno de los mejores lugares de todo el Pirineo.
Junto al ibón, de aguas verdiazules absolutamente cristalinas, restos de neveros a los pies de las tucas y agujas de Ixeia, angosta glera, que conduce al próximo ibón de Perramó situado en un nivel superior a este a unos 2283 m (unos 240 m de desnivel). Por hoy bastará. Saco mi bocata y hago mi particular "kit-Kat" absorto por la singular belleza del lugar.
OTROS DATOS DE INTERES:
Metros ascendidos Acumulados 742
Metros descendidos Acumulados 15
Tiempo en movimiento : 1h. 47 min
Tiempo detenido: 1h 18 min
Velocidad media : 3,7
Velocidad máxima: 7,4
Calorias: 1207
Velocidad vertical de ascenso: 20 m/min
Velocidad vertical de descenso: 8 Km/h
Altitud maxima: 2042
Altitud minima: 1300
Pulsaciones maximas: 166
Promedio pulsaciones: 126
Tiempo total empleado: 3:04:11
Material empleado y/o transportado
BASTONES TELESCOPICOS
CHUBASQUERO
CORTAVIENTOS
BOTIQUIN
MAPA
BRUJULA
GPS
1L AGUA
SOMBRERO
CREMA PROTECCION SOLAR
GAFAS PROTECCION 3
LINTERNA FRONTAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada